Externalización de la producción: una tendencia al alza

La creciente complejidad de los sistemas industriales, la necesidad de dotarse de medios y personas de alto nivel y la cada vez más demandada flexibilidad, llevan a las empresas a externalizar la parte de su producción que no sea su especialidad.

En Nicolás Correa Electrónica trabajamos con múltiples empresas de bienes de equipo que, buscando una mayor eficiencia y concentración en su negocio principal, dejan en nuestras manos el diseño y fabricación de los sistemas de control que necesitan.

La externalización y la subcontratación no son estrategias nuevas, se han utilizado siempre, porque nadie ha tenido absolutamente todas las competencias y medios para diseñar y fabricar el 100% de todos los materiales, componentes y subsistemas que formaban su producto. Lo que sí ha habido es una clara evolución histórica en los grados o niveles de externalización: hasta hace pocas décadas todavía era normal que las empresas procesaran muchos de los elementos que necesitaban para fabricar su producto final, cosa que ya no ocurre.

En pocos años esta tendencia se ha acelerado enormemente, porque es una forma muy rápida de ampliar capacidades, conocimiento y flexibilidad; en el sentido que sea necesario en cada momento y de forma específica para cada componente. Así, la red de subcontratas de una empresa actual es muchísimo mayor que antes, y esto ha multiplicado el tejido empresarial y diversificado su especialización.

Entre todos los elementos que hoy se subcontratan, tiene gran relevancia todo lo relacionado con el hardware y software, que prácticamente incorporan casi todos los productos finales de hoy en día. Las razones son muy claras: estamos hablando de los componentes que más rápido y en mayor medida han evolucionado y siguen evolucionando, y, además, se han vuelto críticos. Por tanto, si uno quiere mantener las líneas de diseño y producción de estos productos y estar a la última, necesita tener personal altamente especializado y constantemente formado, que sea capaz de evaluar, adquirir y aplicar con éxito las constantes novedades que salen al mercado en estos campos. Y necesita también la capacidad de compra, espacio, maquinaria y sistemas de fabricación asociados a la adquisición, almacenamiento y producción de estos productos.

Si todo lo anterior no fuera suficiente, estamos viviendo una creciente complejidad adicional en todo lo que ese refiere a hardware y software, por la explosión de nuevos problemas graves en torno a la copia de componentes, la privacidad y la ciberseguridad, pero también por las crecientes normativas, exigencias de mercado y de responsabilidad ante terceros, que ya se han vuelto habituales para estos elementos.

Por último, hay que tener en cuenta la situación del mercado laboral, en el que resulta cada vez más difícil y costoso encontrar los profesionales de los perfiles que las empresas necesitan, asociados a estos campos.

Para las empresas pequeñas y muchas medianas, todo esto se ha convertido en una barrera insalvable por sí solas. Pero para las empresas grandes también tiene implicaciones importantes, por su mayor lentitud y coste a la hora de evolucionar e incorporar novedades.

Por todas estas razones, cada vez es más habitual subcontratar a una empresa especialista esta parte de la producción.

Nicolás Correa Electrónica tiene una amplísima experiencia actuando con este perfil para empresas de reconocido prestigio y en muy diversos ámbitos y aplicaciones:

  • empresas que confían en su máxima flexibilidad y experiencia para diseñar una nueva línea de producción, buscar e implantar los medios necesarios y ponerla en marcha.
  • empresas que confían en el conocimiento y profesionalidad de Nicolás Correa Electrónica, y que la contemplan más como un aliado o un socio que como un proveedor.
  • empresas que integran a Nicolás Correa Electrónica en sus propias líneas de fabricación de forma natural y coordinada.

¿Quiere mejorar sus indicadores de producción?: estamos a su disposición